lunes, 25 de septiembre de 2017

Vámonos!

Estos últimos cuatro días están siendo muy raros, hemos ido haciendo el cambio horario progresivo y parece que nos hemos pasado los 4 días con mucho sueño y comiendo a deshora, aunque en realidad hemos hecho las mismas comidas o menos pero en horario japonés.

Parece que está funcionando y los niños no están tan agotados como nosotros. Mientras le podamos quitar lo gordo del Jetlag estos días han merecido la pena.

Hoy hemos almorzado a las 12:15 y cenaremos a las 17:30 para acostarnos después, todavía me quedan cosas que repasar, pero mañana de 3 a.m a 8 a.m tenemos un buen rato para hacer de manera activa antes de ir al aeropuerto. 
Que raro es hacer vida de noche, que silenciosas están las calles...y cómo suena la voz aguda de Vera!! 

 El domingo fuimos al paseo marítimo, los niños jugaron en todos los parques, disfrutándolos de tenerlos para ellos solos, vimos amanecer en la playa y por suerte no pasamos frío. 




 Luego dejamos a Teo en casa de la madrina, que apañá nos hizo de comer para las 13h y ahí me di cuenta lo zombie que iba, que la mayoría de las veces me costaba seguir las bromas.
Me alegra saber que Teo está muy cómodo allí y aunque nos eche de menos, está distraído.


Alguno ya no saben cómo ponerse a ver la tele... nervios, nervios.... 




Hoy a Vera le han hecho su primera manicura y no había niña más feliz!!! 



No hay comentarios: