lunes, 15 de mayo de 2017

7 años haciendo zapatos

Que se dice pronto!!

Estando embarazada de Vera descubrí el mundo de las BJD y me pasaba horas viendo fotos y tutoriales con las piernas en alto jeje

Antes de eso había descubierto el fimo (arcilla polimérica) y de siempre me habían encantado las miniaturas.

Tener una BJD suponía mucho gasto, creo que al cambio una muñeca con el envío y las aduanas podía costar unos 300 euros. A parte de esperar dos o tres meses a que te llegara.
Así que mi economía no estaba para tanta inversion y me dije que no compraría mucho más (otra mentira que te todas en el hobby nos decimos jaja). 
Me dediqué a buscar patrones y con mi nula habilidad para la costura empecé a probar, joe ahora cuando repaso las fotos de esa época, me dá la risa, yo toda orgullosa venia genialidades cuando realmente eran muy cutres.
Y así desenpolvé lo que un año atrás fue mi regalo de cumpleaños y empecé a usar la maquina de coser.

Si tengo que destacar en que he mejorado en todos estos años es sin duda la paciencia. 
Nada sale a la primera, te motivas, ilusionas y el resultado es un chasco y cuando algo sale medio decente tienes que hacer la pareja y se chafa de nuevo.

La de cosas que han ido y siguen yendo a la papelera...
No sabeís la de botas que he cosido sin tener resultados, miles de patrones, de formas de coser, dedos llenos de pegamento... 

Como las converse, podría hacer fotos a las 8 mejores muestras de los intentos de zapatillas converse que a día de hoy siguen sin gustarme.

El martes hice unos zapatos preciosos y me acordé que tenía guardado un par del principio, aquí se puede ver claramente la evolución.






No hay comentarios: