domingo, 19 de diciembre de 2010

DEMEN, 100 GRAMOS DE RESINA

La frase puede quedar un poco rara. La verdad.

Pero ha sido la clave, el bump que ha hecho salir todo lo que tenía dentro, lo que ha hecho que desempolvara las miniaturas que tenía guardadas para volver a “jubar”.

Mi Peter Pan olvidado, la niña que nunca creció ahora tiene algo más de paciencia, mejor llamémosle habilidad para no usar patrones y hacer las cosas (como dice Pablo, fullera) a ojo.

Da igual el como lo haga, la cosa es que hago. La cosa me hace feliz.

Por favor, si 100 gramos de resina me dan la vida, dejenme manosearla a gusto.

Y a los que no quieran entender, que sigan mirándose el ombligo o el del vecino, que a mi plin!

Y Los Reyes Magos que vienen de oriente me van a traer de Kuwait otra nena de segunda mano, que se llama Darjeeling y también es preciosa.

n_n                                                  La foto no es mia

Darjeeling

maria

No hay comentarios: