domingo, 31 de octubre de 2010

Hoy ha amanecido lloviendo y con una ventolera de miedo.

Pero como soy así de cabezota, nos hemos arreglado para ir al mercadillo de segunda mano de Torremolinos.

Es divertido, porque puede que no encuentres nada o que te falten monedas para regatear.

Aunque al llegar estaba medio chispeando, el día mejoró y allí no hacia viento.

Despues de un largo paseo, Pablo estaba fundido.
Agotado

En el parque de la Paloma se volvió a activar, con tantos animales, hojas volando y columpios ha sido un no parar, menos mal que no le han faltado manos para acompañarlo.
paseo con Miguel
vera feliz

Pablo
Un domingo muy bueno aunque con tiempo inestable jejeje

maria

1 comentario:

nora dijo...

jajaja ... la carita de Vera, se ve que lo ha disfrutado jajaja
Tienes dos hijos preciosos, María :)
Besitos**