sábado, 11 de septiembre de 2010

Onde andas María

Pues eso mimo digo yo, parece que he desaparecido de la tierra, y es que se me acabó la “baja maternal” que me río yo de mi baja.
Ahora hemos vuelto a nuestra cansada rutina que es de todo menos rutinaria. Porque hacerlos con las dos fieras es harto complicado.
Salimos temprano y volvemos tarde, cuando no llora uno, llora otro, cuando una no quiere teta, el otro se hace pipí en la cama, pero aunque esté tan cansada que una siesta la vea como el regalo más maravilloso del mundo, estamos contentos porque vemos que este carro anda, que aunque sea a trompicones, vamos hacia adelante.
Eso si con mucha ayuda de amigos y familia que están a nuestro lado!!

Chopito ya ha empezado la guarde, por lo que se ha traído su primer resfriado y casi nos lo pega a todos, incluida la peque.

Mi mochi rellena de leche, ya está durmiendo en su cuna grande, porque el moisés había encogido jejeje y lo más sorprendente me duerme de 10 de la noche a casi 7 de la mañana sin despertarse ni una vez!! Y eso con el pecho que se supone a las dos horas está digerido y da hambre, a esta le puede el sueño o duerme lo que a mi me falta.

Y cuando hoy he cogido la cámara está más seca de batería que ni sé, como hace semanas que ni la tocaba, pues hay estaba la pobre pidiendo cargarse a gritos.

Prometo fotos más actuales en breve.


maria

1 comentario:

Nuria dijo...

Me imagino...
Vera anda más o menos igual que Yuna, que al final una amiga mía tuvo que prestarme su vieja cuna porque el moisés se le quedó pequeño (pensaba que podría usarlo hasta que volviéramos a Japón).
Cuidado con esos resfriados de guardería !!!
Besos !!