viernes, 28 de mayo de 2010

T.A.

Aquí ha cambiado radicalmente el tiempo, ha llegado un calor exagerado de mas de 30 grados de un día para otro. Así que ayer cuando después de comer me sentí cansada, con dolor de cabeza y los pies hinchados se lo achaqué al embarazo (como todo).


Era jueves la semana ya pesaba y mi barriga más.

Pero como la médico me dijo que tenía que hacerme controles regulares de azúcar y tensión, me la tomé, no estaba muy alta 138/85 pero ya me dio que pensar.

Me tome la tarde libre, sin Chopito siquiera para tumbarme en casa y descansar.

Pero la tensión no bajaba, más bien subía, y mira que intenté estar tranquila.

Me tomé una tila doble, esperé a que hiciera efecto y la tensión en 150/96.

Al final de la tarde decidí pasarme por el hospital a ver que me decían.

Aquello estaba lleno, esperamos mi turno y cuando me toca, tengo la tensión en 177/10

Vamos que hice bien yendo. Me sacaron sangre, análisis de orina, tacto y eco.

Me pusieron monitores y me dieron tres pastillas con las que la tensión bajo, ploff y se quedó en 110/55.

Ya más lacia y cansada nos volvimos a casa a dormir.


En conclusión saco que ir al hospital es un latazo porque hay mucha gente pero que es necesario.

Que la niña está bien pero según mi cuello del útero todavía falta para que nazca, así que me voy a mentalizar que hasta el 40 de Junio no viene para no crearme ansiedad.

El tema de la tensión controlarlo con la medicación y se solucionará con el parto.


Paciencia y relax!!!

4 comentarios:

Nuria dijo...

Eso mismo, relájate y descansa mucho !!!
Besos**

nora dijo...

¡Relax, relax!
Besos** y cuídate mucho.

Anónimo dijo...

Me alegro de que solo haya sido un susto, a ver si ahora puedes descansar un poquito más, para que cuando llegue Vera no se encuentre con una mami hecha polvo, paciencia y nos vemops pronto, aunque trabajo el finde de tarde. Besitos a los 4.
Amparo.

aran dijo...

Ahora tranquilidad y a relajarse lo más posible. ^_^

¡Saludos!