jueves, 15 de mayo de 2008

DUENDE VERDE


TARDE SUBREALISTA

No os montéis en autobús con el carrito y menos si vais solas, es una gran aventura, hasta el punto que terminas con palpitaciones.
Ayer había quedado en el centro para buscar la ropa de la boda para Pablo pequeño, y pensé en bajar andando, pero cuando iba por la mitad ya sudaba a mares y se me ocurrió la brillante idea de coger el bus, en que mal momento…
Primero el autobús tenia dos escalones y una simpática barra en medio, menos mal que una mujer me ayudó a subir, nada mas pagar me dice el hombre que el niño lo tengo que llevar en brazos (bueno) menos mal que me cedieron un sitio, porque ir de pie con 8 kilos de bebe y aguantando el carrito…
Entonces se cierran las puertas y suelta aire en forma de pifffff!! Con lo que Pablo da un repullo y empieza a berrear, así todas las paradas en la apertura y el cierre de las puertas, llego a mi parada, voy a bajar y el carro no pasa entre los asientos del fondo del bus, me vuelvo a la entrada y le pido bajar por allí, a lo que el señor conductor me contesta con una sonrisa sádica que la salida es por detrás y yo le razono que me es imposible salir por allí, así que me abre las puertas por delante, pablo empieza a berrear pero como esta en el carro no lo puedo consolar y casi nos matamos intentando bajar los dos escalones hasta el bordillo.
Pero la tarde no termina ahí, estoy en la 2ª planta del corte ingles, cuando veo que las dependientas persiguen algo, como si fuera un perro o algo así, se ponen en las escaleras y en el ascensor y taponando las salidas, yo me acerco a cotillear y veo que es una niña pequeña que corre y llora desconsoladamente, le hablo se para y le empiezo a preguntar que si estaba perdida, etc. que llamaríamos a su mama por megafonía y se me acerca una dependienta a preguntarme si soy su madre, digo que no y se lleva a la niña de malos modos, la pobre seguía llorando y con la cabeza girada hacia mi que era la que le había prometido ayuda.
Bueno continuo haciendo tiempo y se me acerca una señora rarísima que le ayude YO a buscar un regalo para un nacimiento, que como tengo un bebe que le asesore, le ayudo un poco, y le sugiero que pregunte a las dependientas que estarán mas informadas de tallas y modelos que yo! Pues la señora siguiéndome a todos lados, llegó mi suegra y hablando con nosotras, que pesada, y mi suegra creía que era conocida mía!! Tuvimos que huir literalmente de la señora!!
Que tarde más subrealista.

Lilypie Primer Ticker

Lilypie Amamantar Ticker

2 comentarios:

Anónimo dijo...

dice el refran, que quién de verde se viste en su belleza confía, y es verdad en Pablo se cumple. Lo que te pasó con el cochecito, el niño, el autobus etc., te lo habrías ahorrado, si de vez en cuando me lo dejaras. Te prometo que no te lo voy a malcriar. Un beso tata Paqui. Repito dejámelo alguna tarde.

Los Zupes dijo...

No prima!!! no caigas en la tentación de dejarle el niño a mi madre o lo recojerás mordisqueado y con cientos de marcas de carmín en la cara!!! ajajjja

Me hubiera gustado verte esa tarde buscando la cámara oculta por todos lados.